ENTRAR AL SITIO







Control de plagas control de plagas control de plagas Otros medios de control de plagas Los pesticidas solos, dados los problemas que ocasionan, no son la solución ideal, a largo plazo, para la lucha contra las plagas. Por fortuna van apareciendo otras armas. Algunas de las mas prometedoras son el uso de métodos de cultivo que dificulten la extensión de la plaga, el control biológico y genético de las plagas, el uso de hormonas y feromonas, la radiación, etc. El uso combinado de estas técnicas complementado cuando es necesario con una utilización moderada de pesticidas, recibe el nombre de Control Integrado de Plagas. La FAO (organismo de Naciones Unidas encargado de la alimentación) está impulsando programas de Control Integrado de Plagas y considera que es el método idóneo para llegar a una agricultura sostenible. A continuación estudiamos con más detalle algunos de estos medios: 1.-Técnicas de cultivo Varias características del cultivo tienen importancia en la lucha contra la extensión de la plaga. El que las plantas estén sanas y robustas las hace mucho más resistentes contra los organismos que les atacan y elegir bien la época de plantación, riego o fertilización es de gran importancia para mantener cultivos sanos. Otra técnica que se está usando con éxito, por ejemplo en los cultivos de alfalfa, es dejar una parte del campo sin cultivar. Esta zona no cultivada sirve para que los depredadores del organismo que causa la plaga vivan ahí. Ellos mismos controlan las plagas de la zona vecina cultivada. La rotación de los cultivos también es eficaz en el control de plagas. Se ha visto, por ejemplo, que cuando no se planta todos los años el maíz en las mismas hileras de un campo, una plaga de esta planta llamada el gusano de la raíz, es eficazmente controlada. 2.- Control biológico Consiste en usar las enfermedades, parásitos o depredadores naturales para controlar los organismos de la plaga. Se ha usado, por ejemplo, con éxito, cuando en una zona se ha introducido una plaga procedente de otra parte de la Tierra. El organismo recién llegado se encuentra en condiciones ideales para multiplicarse porque no tiene enemigos o competidores en el nuevo lugar que acaba de invadir. Una solución, que ha dado buen resultado en varias ocasiones, ha sido buscar en el lugar de origen de la plaga los organismos que allí la controlaban y llevarlos al nuevo lugar atacado. 3.- Control genético En el control genético no se usa una especie distinta para controlar la plaga, sino que se modifica la misma especie. Una de estas técnicas de control usa machos estériles. Se esteriliza un gran número de machos del insecto de la plaga que luego son liberados. Los estériles compiten con los normales en la fecundación de las hembras, por lo que muchas de las descendencias teóricamente posibles no se producen, con lo que va disminuyendo la población de la plaga de una generación a otra. Esta técnica tiene éxito especialmente en aquellas especies de insectos en los que la hembra sólo se cruza una vez. Otro de los procedimientos consiste en desarrollar, por diversas técnicas, variedades de cultivos resistentes a la plaga. Se puede hacer seleccionando ejemplares de la planta que han resistido a la plaga y cruzándolos entre sí, hasta obtener una variedad genética resistente. Este proceso suele durar unos 10 o 20 años pero el resultado suele compensar con creces el esfuerzo y dinero empleados. La ingeniería genética aporta técnicas muy interesantes para conseguir variedades de plantas resistentes a las plagas. Así, por ejemplo, un gen de la bacteria del suelo Bacillus thuringiensis (productora de un veneno que mata a los insectos) ha sido introducido en plantas de algodón. Las orugas que se alimentan de hojas de estas plantas genéticamente alteradas mueren o sufren graves alteraciones en su desarrollo. El desarrollo de variedades resistentes ha tenido grandes éxitos en la lucha contra las plagas, pero no siempre ha sido un éxito total. En muchos casos los insectos, hongos o bacterias evolucionan rápidamente y pueden volver a convertirse en plaga de la variedad que era resistente. 4.-Hormonas y feromonas Las feromonas son sustancias que los animales producen para atraer o provocar una respuesta en otros individuos de su misma especie. Son muy conocidas las que usan para atraer a los individuos del otro sexo y facilitar de esta manera la fecundación. Cada especie de insecto tiene sus propias feromonas específicas y por esto se pueden usar muy selectivamente para actuar sobre un organismo concreto. Así, por ejemplo, han sido usadas con éxito para atraer escarabajos japoneses a trampas en las que son matados. Las hormonas que usan los insectos para controlar su desarrollo y su crecimiento también se pueden usar para luchar contra ellos. Estas hormonas deben estar presentes en determinados momentos de la vida del insecto en las cantidades apropiadas y si están presentes en otros momentos no adecuados provocan graves deformaciones y la muerte del insecto. Se investiga para encontrar sustancias de este tipo, pero también ha surgido la preocupación de que pudieran provocar daños en otros organismos, incluso en los hombres. 5.- Cuarentena Cuando hay riesgo de que la importación de una planta u animal de otro país introduzca una nueva plaga, los gobiernos prohiben su importación, o decretan la cuarentena de la explotación agraria en la que se haya producido la aparición de esta nueva plaga. Esta cuarentena puede suponer la destrucción de toda la cosecha o el ganado de esa explotación contaminada o la prohibición de vender sus productos durante un tiempo. 6.- Control integrado de plagas Muchas plagas no pueden ser controladas eficazmente con una sola técnica, pero usando varios métodos de control combinados se obtienen buenos resultados. A esta combinación de técnicas de cultivo, controles biológicos y uso de productos químicos se le conoce como Control Integrado de Plagas. En este sistema se usan los pesticidas lo menos posible, sólo cuando otros métodos no son eficaces. Este sistema forma parte muy importante de los nuevos métodos agrícolas que están siendo impulsados en todo el mundo como forma de asegurar una agricultura eficaz y respetuosa con el ambiente. En algunos cultivos como los del algodón está teniendo ya especial influencia. El algodón es un cultivo en el que se emplean una gran cantidad de pesticidas. En Estados Unidos, por ejemplo, aunque sólo el 1% del terreno agrícola se emplea para este cultivo, consume casi el 50% del total de insecticidas empleados en ese país. El uso de técnicas tan sencillas como la plantación de hileras de alfalfa junto a los campos de algodón, reduce la necesidad de pesticidas químicos, porque provoca que Lygus, un insecto que provoca considerables daños en el algodón, se traslade a la alfalfa, a la que prefiere como alimento. control de plagas control de plagas control de plagas.
insecticidas | plaguicidas | rodenticidas | hormiguicidas | termiticidas | agronegocios | agroquímicos | productos agropecuarios | fumigaciones | control de plagas | alacranes | arañas | cucarachas | moscas | zancudo | Bayer | Agroservicios Nacionales | Distribuidora Veterinaria | Distribuidora la Barca | Univar | Impulsora Agropecuaria e Industrial | Agricola Dasam | Agricola el Puma de Occidente |